Acerca de la generación de electricidad a partir de la energía eólica

¿QUÉ ES LA ENERGÍA EÓLICA?

Es el aprovechamiento de la energía cinética del viento para transformarla, a través de aerogeneradores conectados a la red, en energía eléctrica. Por su carácter renovable, la explotación de este tipo de fuente tiene las ventajas de ser inagotable, no contaminante, gratuita, y de gran potencial de explotación en el territorio nacional: Argentina cuenta con uno de los mejores vientos del mundo en cuanto a velocidad y persistencia, y nuestras extensas tierras permiten proyectar la presencia de parques en miles de hectáreas para nutrir nuestro Sistema Interconectado Nacional (SADI) de energía limpia y sustentable.

El sector eólico argentino creció notablemente en los últimos años. La promulgación de la Ley del Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica (26.190/2006), y su posterior modificación por unanimidad del Congreso (Ley 27.191/2015) permitió sentar las bases para el desarrollo de la generación de energía a partir de fuentes renovables.

“Argentina cuenta con uno de los mejores vientos del mundo en cuanto a velocidad y persistencia.”

Entre sus puntos clave, establecen el compromiso de lograr para 2025 una contribución de al menos un 20% del consumo nacional en energía provenientes de fuentes renovables, y nuevas obligaciones para los Grandes Usuarios del Mercado Eléctrico Mayorista: aquellos con demandas de potencia iguales o mayores a trescientos kilovatios (300 kW), deben cubrir al menos el veinte por ciento (20%) del total de su consumo de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables. Para ello, pueden optar por la autogeneración, la compra de energía a CAMMESA o de manera directa al generador a través de un contrato entre privados en el mercado a Término de Energías Renovables (MaTER).

Con presencia importante en ocho provincias, entre las cuales se encuentran Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, La Pampa, Buenos Aires, Córdoba y La Rioja, la energía eólica genera alrededor de 4,7 GWh anuales, lo que equivale al consumo de más de 1.500.000 hogares, y evita así la emanación de más de 2,3 millones de toneladas de CO2 por año.

Actualmente, Argentina ocupa el segundo lugar de Sudamérica como generador de energía proveniente del viento, con más de 2.000 MW de potencia instalada proveniente del sector eólico, y que proyecta duplicar para el próximo año. Desde 2016, se han invertido más de 400 millones de USD para el desarrollo de parques eólicos.